February 6, 2017

Jacareí, 06 de Febrero del 2017 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Filomena a través del Vidente Marcos Tadeo




Jacareí, 06 de Febrero del 2017 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Filomena a través del Vidente Marcos Tadeo





Jacareí, 06 de Febrero del 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 

VÍSPERA Y VIGILIA DEL 26ª ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE JACAREÍ


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, en esta noche santa que antecede el aniversario de Mis Apariciones, Yo vengo del Cielo para decir a ustedes: “Acepten Mi Gran Amor para que Yo pueda verdaderamente realizar Mi Plan Materno en ustedes.”


Acepten Mi Amor, dejando Mi Llama de Amor bajar hasta ustedes, transformar sus corazones y renovar la faz de la tierra entera.


Si Mi Llama de Amor encuentra lugar en sus corazones, entonces, ella va a deshacer poco a poco la desconfianza, la tiniebla y la falta de fe en su alma. Y entonces, Mi Llama se transmitirá de corazón a corazón, liberando a todos Mis hijos que aún están presos a Satanás por el pecado o por las tinieblas espirituales de la muerte, de la muerte del pecado.


Mi Llama de Amor entonces, iluminará el mundo y hará con que todo él resplandezca con la grande luz de Mi Corazón Inmaculado.


Mi Llama de Amor entonces, hará maravillas en ustedes y dará a todos ustedes la fuerza y la energía para ser Santos, para amar a Dios y para ser más Ángeles que hombres sobre la tierra, viviendo ya una total vida en Dios.


Acepten Mi Amor, porque con Mi Amor en los corazones de ustedes, ustedes serán la plenitud de la alegría, la plenitud de la paz, la plenitud del Amor Divino y nada, nada faltará a ustedes, de nada más tendrán necesidad y los corazones de ustedes no sentirán más hambre ni sed de amor, porque Mi Amor saciará totalmente y completamente sus corazones.


Hoy, en esta noche santa, agradezcan a Dios porque fue bondadosísimo con ustedes enviándome aquí. Mi hijo Marcos dijo muy bien; en esta misma noche, hace 26 años atrás, mientras él dormía inocentemente, pequeñito, con apenas 13 años, Yo lo miraba de Mi Trono en el Cielo, Yo lo miraba con amor, Yo derramaba sobre él ya Mis Bendiciones y Mis Gracias, Yo miraba en aquella noche para todos ustedes Mis hijos, todos que un día habrían de conocer Mis Apariciones aquí y habrían de decirme “Sí”. Yo miraba para todos ustedes con amor y Mi Corazón Inmaculado latía, latía fuerte, latía céleremente de amor por ustedes. Mi Corazón ya emanaba sobre todos ustedes grandes gracias y bendiciones. Mi Llama de Amor ya ansiosa, quería bajar hasta la tierra para ir a la procura de ustedes. Y en aquella noche, Yo ya escribía los nombres de ustedes en Mi Manto, en Mi Corazón y en el Libro de la Vida, donde están los nombres de todos los Predestinados.


¡Ah Mis hijos! Con cuanto amor en aquella noche Yo miraba para ustedes durmiendo y esperaba ansiosamente el amanecer del dia 7 de Febrero, para finalmente aparecer a Mi hijito Marcos y por medio de él, comenzar Mi Gran Obra de conversión y salvación de todos ustedes.


Agradezcan a Dios en esta noche santa, porque exactamente en ella, comenzó para ustedes la nueva vida, la vida de la conversión, la vida de la oración, la vida del amor.


En esta noche Mis hijos, sobre ustedes, ya comenzaba a bajar el orvallo celeste de Mi Amor Materno, que en su debido tiempo germinaría en los corazones de ustedes, las semillas de Mis Mensajes y de Mi Gracia, haciendo surgir todo tipo de frutos: de oración, de amor, de conversión, de servicio a Dios, de obediencia, de fe, de Santidad.


Por eso Mis hijos, en esta noche agradezcan a Dios y a Mí también, la Madre de ustedes, que de allá hasta aquí, hasta hoy, no cesé nunca de amar a ustedes y de amar con todas las fibras de Mi Corazón.


En esta noche santa, deseo decir a ustedes: “Trabajen, trabajen más intensamente ahora por el triunfo de Mi Inmaculado Corazón, haciendo Mis cenáculos por todas partes, porque a través de esos pequeñitos cenáculos, Yo voy a hacer verdaderamente Mi Corazón Inmaculado triunfar en la tierra con la realización de Mis Secretos y el triunfo grandioso de Mi Inmaculado Corazón.”


No tengan miedo, porque a cada cenáculo que ustedes hacen, ustedes quitan más almas de las garras de Satanás. Así como cada vez que aparezco a Mi hijito Marcos aquí, Satanás pierde más un poco de poder, todas las veces que ustedes hacen Mis cenáculos y grupos de oración, más y más la influencia de Satanás sobre las almas se debilita y Yo puedo más fácilmente tocarlas, convertirlas y traerlas de vuelta a Dios.


En este año voy a realizar grandes cosas, grandes gracias, si todos ustedes abrieren sus corazones para Mi Llama de Amor. Esta Llama arderá en el corazón de ustedes y quemará en ustedes todo lo que aún queda de mundano, de tierra. Para tener esa Llama no exijo mucho conocimiento ni mucha sabiduría, ni incluso que el alma no tenga defectos, exijo tan solamente: amor, donación a Mí y que Me den libertad plena de actuar y hacer lo que Yo quiero en sus vidas. Si el alma Me diere esa libertad, si el alma Me diere ese espacio, si el alma Me diere esa confianza y ese amor, haré todo, realizaré maravillas y transformaré a cada uno de ustedes en Llamas incesantes de Mi Amor.


(Ahora sólo se dirige a Marcos el Vidente y a su padre espiritual):


A ti Mi hijito Marcos, Mi Llama incesante de Amor, Mi cazador de almas, que hace 26 años das tanta alegría, tanto júbilo, tanta satisfacción a Mi Corazón Materno, bendigo generosamente en esta noche, en esta noche en la cual Yo, hace 26 años atrás, te miraba con amor, te bendecía, mientras tú como Ángel puro, dormías. Sí hijito, en aquella noche no puedes imaginar cuanto te miré, cuanto te amé y lo cuanto sobre ti Me incliné para prepararte, para en el día siguiente ver Mi Luz, oír Mi voz y por medio de ti, comenzar Mi Gran Obra de salvación del mundo.


Tu Ángel de la Guarda junto de tu lecho, rezaba por ti y abriendo y cerrando muchas veces Sus alas de luz, derramaba sobre ti muchos torrentes de luz celestial para preparar tu cuerpo para ver Mi Luz y para oír Mi voz. Por eso niño, tú que serás siempre Mi niño y que siempre Me darás mucha alegría y jamás traicionarás Mi Amor, sé feliz y hoy duermas muy feliz, porque así como en aquella noche Yo dividí tu vida entre luz y tinieblas, y te pasé de la noche del desconocimiento de Dios, de la falta de oración, para la vida verdadera en Dios, del Amor a Dios, de la paz y de la oración, por medio de ti en todos estos años y aún hoy, hice muchos hijos Míos salir de la noche del alejamiento de Dios, de la vida sin oración, para la vida de la gracia, para la vida en el Amor de Dios, en la oración, para la verdadera vida en Dios.


Yo te bendigo y también a ti Mi amadísimo Carlos Tadeo. En aquella noche de 6 de Febrero de 1991, Yo también te miraba con amor, porque en el futuro tú serías el padre espiritual de Mi hijo Marcos Tadeo, Mi amado hijo Carlos Tadeo. Y en aquella noche Yo te bendije mucho y tu Ángel de la Guarda, San Eliel, también te cubría con Sus alas, te ungía con el bálsamo de Mi Amor Materno y también ya derramaba sobre ti el celeste orvallo de Mi Amor Materno.


Sí hijo, en aquella noche, tú también recibiste muchas gracias especiales. Por eso que el día 7 es un día tan especial para ti, así como ese día es el día que Yo escogí para derramar grandes gracias sobre Mi hijo Marcos, sobre todos Mis peregrinos e hijos que vienen aquí, el día 7 también es tu día. Es el día en que como nunca derramo gracias de amor sobre ti y sobre todo lo que te pertenece. Por eso Mi hijo, en esta noche duermas también feliz, porque esta noche para ti es muy santa. Y mientras duermes, Yo y tu Ángel, también derramaremos muchas bendiciones sobre ti.


A todos Yo bendigo ahora con amor: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.


Continúen Mis hijos rezando Mi Rosario todos los días. La paz. Buenas noches.”






MENSAJE DE SANTA FILOMENA

“Amados hermanos Míos, Yo, Filomena, estoy feliz por venir a ustedes hoy en esta noche santa para bendecirlos y para dar Mi paz.


Gracias, gracias por haber venido. Gracias por estar aquí en esta noche alabando y amando a la Madre de Dios y Nuestra.


Gracias, gracias amados hermanos, por el amor que ustedes han demostrado y dado a Ella. Y es ese Mi llamado para ustedes hoy: “Amen a la Reina y Mensajera de la Paz, dando a Ella el corazón de ustedes con amor y confianza.”


Para que Ella coloque Su Llama de Amor en el corazón de ustedes, no es exigido de ustedes ni muchos méritos ni que no tengan defectos, pero tan solamente y únicamente: confianza en Ella, docilidad, obediencia. Y si ustedes dieren a Ella espacio, libertad para Ella actuar y colocar en sus corazones Su Llama de Amor, Ella verdaderamente vendrá, colocará en ustedes Su Llama de Amor y una vez que esa Llama sea encendida en ustedes, nunca más ustedes serán los mismos. Esa Llama arderá y dará a los corazones de ustedes, santos deseos de amar más a Dios, de amar más a Ella, de salvar más almas, de ser cazadores de almas a ejemplo de Nuestro amadísimo Marcos y también de Mi amadísimo Carlos Tadeo.


Sí, ese Mi amado y bendito hermano, es el cazador de almas de la Madre de Dios en Ibitira y muchas almas verdaderamente cazará para Ella, dará para Ella verdaderamente, llenará muchas Moradas Celestes, que sin el “Sí” de él, no serían llenadas.


¡Oh sí! Por los cenáculos que él hace, por el amor que él tiene a Nuestra Reina Santísima y su ejemplo brillante de obediencia y amor a Ella, cuantas almas que estaban infelizmente condenadas al infierno, se convertirán y llegarán al Cielo. Sí, una gran multitud, una gran multitud.


Por eso, ese Nuestro amadísimo hermano, merece el título con el cual Nuestro amadísimo Marcos lo llamó y designó: cazador de almas. Y todos ustedes también, si dejaren la Llama de Amor de la Madre de Dios entrar en sus corazones como él, ustedes también salvarán muchas almas, llegarán a un alto grado de Santidad, darán gran alegría a Dios y a Su Madre, y verdaderamente cambiarán la faz de la tierra, de pantano de pecado en Cielo.


Amen a la Reina y Mensajera de la Paz, dejando con que Su Paz entre en sus corazones, dejando que esa Paz inunde sus corazones hasta transbordar para el mundo entero. Y entonces, todos los que se aproximaren de ustedes, sentirán el amor, la presencia y el cariño de la Madre de Dios como se siente en Nuestro amadísimo Marcos.


Sí, no es bueno estar cerca de él solamente para ustedes, no es solamente para ustedes que es bueno, para Nosotros del Cielo también es muy bueno, porque la Llama de Amor de él nos hace sentir la Llama de Amor de la Madre de Dios, sin embargo Nosotros ya la sintamos en el Cielo. Y lo que se siente cerca de él es nada más que la propia Llama de Amor que lo devora, que llena el corazón de él y que siempre abrasó el corazón de él. Y esa Llama ustedes también podrán sentir y tener, si ustedes como Nuestro amadísimo Marcos, como Nuestro amadísimo Carlos Tadeo, dieren su “Sí” a la Madre de Dios y dejaren que la Llama de Amor de Ella actúe en ustedes.


Después que esa Llama entre en el corazón de ustedes, no pongan obstáculo, no pongan resistencia, si no esa Llama volverá a salir de ustedes y para obtenerla una segunda vez será exigido de ustedes, el doble de oraciones, el doble de amor, el doble de confianza, el doble de obediencia, el doble de docilidad. Por eso Mis hermanos, no contristen a la Llama de Amor de la Madre de Dios y no la expulsen de sus corazones. Esa Llama que es el propio Espíritu Santo. Pero antes, abran sus corazones para esa Llama y dejen esa Llama actuar con poder dentro de ustedes, cambiando a ustedes, quitando de sus corazones los sentimientos mundanos, terrenales y colocando en sus corazones los sentimientos divinos, celestes y repletos de amor por el Señor y por Ella. Entonces, en ustedes, Ella triunfará y Satanás será derrotado en la vida de ustedes y por medio de ustedes en muchas otras vidas.


(Ahora sólo se dirige a Carlos Tadeo, padre espiritual del Vidente):


Amadísimo hermano Carlos Tadeo, bienvenido de nuevo. Hace cuanto tiempo te esperaba aquí, tenía mucha añoranza de ti. Gracias por haber venido. Gracias por haber vuelto. Quedes sabiendo que continúo acompañándote por todas partes, te he protegido, te he amparado, te he amado.


Todos los días te he cubierto con Mi Manto. No he dejado que te falte ninguna gracia. Mantengo muy lejos de ti a los demonios que con tanto odio de ti, ciertamente ya te habrían aplastado como un insecto. Pero no permito y nunca permitiré, porque tú eres Mío. Me fuiste confiado por los Sagrados Corazones Unidos y Yo te guardaré, te guardaré mucho más profundamente que la fibra más íntima de Mi Corazón.


Hoy vengo para darte una nueva gracia. Todos los días 10 de cada mes, Yo te daré una bendición a las tres horas de la tarde, hora en que fui martirizada. Sobre ti derramaré las gracias de los méritos de Mi martirio y te concederé a cada día 10 de cada mes en aquella hora, una gracia, una bendición especial y todo aquello que Me pidas en aquel día, prometo que presentaré a Dios envueltos en los méritos de Mi martirio y de Mi sangre derramada, y te daré muchas y muchas gracias.


Yo te amo mucho. Soy tu Protectora y juntamente con todos los Ángeles y Santos, nunca, nunca te dejo. Y ahora te bendigo especialmente, derramando sobre ti una nueva porción de las gracias y del bálsamo del Amor del Señor, que en ti producirán muchos y nuevos frutos de amor, de gracia y de Santidad.


Y a todos ustedes Mis amadísimos hermanos que Yo tanto amo y tanto quiero bien, bendigo nuevamente con amor: de MUGNANO… de ROMA… y de JACAREÍ.”


En breve, Mi amadísimo Marcos hará para Mí una Coronilla, una Corona. Prometo ya anticipadamente a todos que la rezaren, sobre todo, en el día 10 de cada mes, grandes gracias. Prometo inclusive dar a todos aquellos que Me honraren con esa Coronilla que Nuestro amadísimo Marcos hará, la gracia de a cada día 10 de cada mes, quitaren del Purgatorio, un alma de su familiar a su elección y de escoger también cualquier pariente suyo para ser protegido y guardado especialmente por Mí.



A todos dejo Mi paz. Buenas noches.”

No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LA SALETTE SECRET

FRIENDS BLOGS